Globered
Consigue tu propia pgina web
0 0 0

Nuevo gobierno en Cuba, mismas (o peores) relaciones con EE.UU.

Por: Fernando Hernandez Diaz | Publicado: 19/04/2018 23:16 |
El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que se seguirá "ocupando" de Cuba tras la elección de Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro en la Presidencia de la isla.

El relevo presidencial en Cuba comenzó con fuertes críticas desde Estados Unidos. Minutos después de que Raúl Castro le entregara la presidencia a Miguel Díaz-Canel, Washington le pidió al nuevo mandatario "escuchar" el deseo del pueblo de un país más libre y democrático y que "mejore su calidad de vida y acabe con la represión".

"El nuevo presidente de Cuba debería dar pasos concretos para mejorar la vida del pueblo cubano, respetar los derechos humanos, acabar con la represión y permitir mayores libertades políticas y económicas", dijo a Efe una portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

"Urgimos al presidente Díaz-Canel a escuchar y responder a las peticiones de los ciudadanos cubanos de tener una Cuba más próspera, libre y democrática", añadió la fuente.

Ver más: "¡Luego de sesenta años un Castro no estará en el poder en Cuba!"

Preguntada por si Washington considera como un cambio el relevo de poder en la isla, la portavoz respondió que el hasta ahora presidente cubano, Raúl Castro, "seguirá teniendo influencia como primer secretario del Partido Comunista de Cuba" (PCC, único), cargo en el que permanecerá hasta 2021.

"El presidente Díaz-Canel tiene ahora una decisión que tomar: seguir con el precedente autoritario que marcaron los hermanos Castro, o avanzar hacia un estilo de gobierno más abierto y democrático", indicó la vocera.

"Estados Unidos seguirá apoyando al pueblo cubano en sus esfuerzos para crear una Cuba más democrática y libre", agregó.

Minutos después Donald Trump aseguró que se seguirá "ocupando" de Cuba tras la elección de Díaz-Canel. Durante una breve visita a una estación antidrogas de los Cayos de Florida, en el extremo sur del país, el mandatario dijo: "amo a Cuba".

Al respecto, una fuente de la Casa Blanca dijo hoy a Efe en Washington que "duda" que Trump vaya a tener ningún contacto con el nuevo presidente cubano para felicitarlo por su llegada al poder.

La portavoz criticó el proceso de elección de Díaz-Canel en el Parlamento de Cuba, al asegurar que "los ciudadanos cubanos no tuvieron ningún poder real para influir en el resultado de este proceso de transición no democrático".

¿Relaciones van a empeorar?

La Casa Blanca adelantó este miércoles que no planea cambiar la política antagonista hacia Cuba que ha mantenido el presidente de EE.UU., Donald Trump, desde su llegada al poder el año pasado, y que se ha manifestado en la restricción del comercio y los viajes de los estadounidenses a la isla.

"No se espera que cambie nuestra política de dirigir fondos hacia el pueblo cubano y alejarlos de los servicios militares, de seguridad y de inteligencia de Cuba", afirmó a Efe un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El Gobierno de Trump no tiene "ninguna expectativa de que el pueblo cubano verá mayores libertades bajo el sucesor elegido a dedo por Castro", añadió ese portavoz.

Ver más: Cuba es más que los hermanos Castro

Quienes siguen de cerca la relación bilateral creen que podría incluso tornarse más tensa en los próximos meses, debido a la combinación en el entorno de Trump de su nuevo asesor de seguridad nacional, John Bolton, y el nominado como secretario de Estado de EE.UU. y actual director de la CIA, Mike Pompeo.
Ambos han adoptado una línea dura ante Cuba: Bolton llegó a acusar falsamente a la isla, en 2002, de poseer un programa de armas biológicas de destrucción masiva, y su llegada este mes a la Casa Blanca alarmó a La Habana.

La combinación entre ese nuevo equipo de exteriores y la influencia sobre Trump que tiene Marco Rubio, un senador republicano de origen cubano que defiende a ultranza el embargo, podría espolear nuevos gestos hostiles de la Casa Blanca.

"Las posibilidades de una línea más dura (hacia Cuba) son mayores que nunca", dijo a Efe el presidente emérito del centro de estudios Diálogo Interamericano, Peter Hakim.

"Tanto Pompeo como Bolton han sido extremadamente críticos con Cuba, así que podríamos perfectamente ver una política estadounidense aún más hostil hacia Cuba en los próximos meses", opinó, por su parte, el experto de la American University y autor de un libro sobre el proceso de deshielo William LeoGrande.

Comenta